miércoles, 14 de diciembre de 2016

Cómo hacer unos zapatos de cuero vuelto vikingos






En esta entrada voy a contaros como hacer unos zapatos de cuero medievales, en este caso de unos zapatos vikingos de estilo Jorvik. Este proyecto lo realicé a finales de 2015 para poder tener un calzado digno que llevar a los eventos de recreación.

Empecemos por lo esencial, lo más importante y donde hay que invertir buena parte del tiempo es en sacar un buen patrón. Una vez empecemos a cortar cuero no hay vuelta atrás y un error con las medidas nos puede hacer desechar toda una pieza. Al realizar estos zapatos ya partía de la experiencia previa de haber hecho estas otras botas (la siguiente imagen) donde la mejor forma que encontré  para hacer el patrón fue usar papel de seda recubriendo el pie.




Primero  hay que dibujar una suela en cartón siguiendo la silueta de tu pie, darle un poco de punta a la silueta y recortarlo. Luego apoyado sobre esta suela de cartón se debe cubrir el pie con papel ayudándose de cinta de carrocero. A partir de aquí hay que ir mejorando el diseño, comprobando que queda bien justo del talón, los laterales, la punta, etc. Tras varias iteraciones se van puliendo los detalles hasta obtener un diseño que sea del agrado.





Ya con un patrón algo más definitivo mi consejo es que se pase a Goma Eva, es un material fácil de conseguir y de un grosor y maleabilidad similar al cuero. Hay que hacer las iteraciones que hagan falta hasta que se esté contento con el resultado. Más vale gastar un poco más de Goma Eva que desperdiciar un par de trozos grandes de cuero.




Cuando se le dé el visto bueno se despliega el patrón y se pasa a cortar el cuero. Un consejo es que se le sume al perímetro que va a estar en contacto con la suela unos 5-10 mm de más. Este margen se añade porque el cuero se cose vuelto (por la parte de la carne) y luego se le da la vuelta, creándose en la parte de la costura un pliegue que resta unos milímetros a la superficie de la pieza por lo que se puede llegar a perder alguna talla.




Con respecto a que tipo de cuero usar, por el momento no soy muy ducho con los nombres de los cueros ni con los tipos en general, cuando quiero empezar un proyecto voy a la tienda los palpo y escojo el que creo que irá mejor. Para los zapatos usé uno de unos 2,5 mm de grosor y un pelín rígido, consistente. Para la suela usé uno de 5 mm de grosor.




Como el color que tenía no me gustaba lo tinté usando una tinta rápida que adquirí en Curtidos Carlos Hernandez me dieron un trato muy amable y me aconsejaron como tenía que tratar el cuero antes de teñirlo. Antes de aplicar el tinte hay que abrir el poro para que el tinte penetre mejor, para ello hay que limpiar la pieza con acetona.




La acetona seca muy rápido por lo que se podrá dar el tinte al momento. Los tintes suelen venir con un aplicador que facilita su uso. Recomiendo el uso de guantes ya que el tinte como es lógico cuesta mucho limpiarlo de la piel. Yo le dí entre dos y tres capas hasta que se quedó todo bien cubierto.




Antes de coser hay que hacer los agujeros por donde irá la costura. Primero es necesario marcar los puntos, se pueden hacer con un tenedor o con una herramienta específica para ello (una especie de rodillo con puntas). Para hacer los agujeros yo me ayudé de una Dremel con una broca de 1 mm también se puede usar un punzón pero es más tedioso y se puede desgarrar el agujero si no se controla bien.





Los agujeros hay que hacerlos a "media carne", es decir, desde la superficie al canto. Se realizan de esta forma por el tipo de costura que se hace, como se verá más adelante.






Hay que hacer también los agujeros en la otra pieza, en este cuero es más fácil agujerear con el punzón que en la suela.





Yo empecé a coser por la punta por tener el punto de referencia ahí y que quedara luego todo bien centrado sin sorpresas. La costura a media carne se realiza como se muestra en la siguiente imagen con doble aguja y usando hilo encerado. 

Imagen obtenida de la web de Christobel & Peter’s por Peter Beatson


Para quien no sepa como es esta técnica dejo una imagen explicativa.


Imagen obtenida de "The Art of Handsewing Leather" por Al Stohlman.


Es recomendable hacer series de cuatro puntos y asegurarlas con un nudo y una gotita de cianocrilato, la razón es que si se rompiera una de las costuras solo afectaría a ese bloque de cuatro puntos y no a toda al costura.

Importante: Hay que coser ambas piezas dejando el lado de la piel por dentro y el de la carne por fuera.




Estas imágenes sobre la costura de la suela pertenecen a las primeras botas que me hice, de los zapatos actuales no tengo fotos pero el proceso es el mismo.




Una vez cosido quedará algo parecido a la foto de abajo. El siguiente paso es uno de los más complicados pero más satisfactorios una vez conseguido, darle la vuelta al zapato. Para ello hay primero que remojar durante un buen rato la suela para que se ablande.





Después hay que darle la vuelta y como una imagen vale más que mil palabras... ¡pues imagina un vídeo! Dejo aquí el vídeo muy ilustrativo de la mano de Paco, un compañero de estos lares, que muestra como voltear el zapato:





El proceso parece sencillo pero en más de un momento jugará con tus ilusiones, tu no te desanimes y ve poco a poco.


 




¡Eureka!























Como se puede ver en el antes y el después, el cambio es asombrosos ¡esto se parece más a un zapato!. 





Siguiendo los consejos de amigos recreadores, le puse otra suela de cuero más, pegada con cola de contacto a la cosida. La razón es que esta suela al no estar cosida es fácilmente sustituible cuando le llegue el fin de su vida útil, además de darle mayor rigidez. Como es la suela que quedará por fuera es a esta a la que he añadido el triángulo de refuerzo en el talón que va solo cosido a esta parte.




Es ahora también cuando se cose el lateral del zapato. Para todas estas costuras vistas elegí un hilo encerado claro para que contrastara con el cuero oscuro, simple estética.





Para darle un poco de consistencia a los bordes del cuero les cosí unas tiras de cuero de cabra fino.




Teñí estas tiras usando el mismo tinte que para el resto del cuero, pero curiosamente después del manoseo cosiendo perdieron parte del color quedando un poco más claras y con más matices.




Siempre que se cose cuero a menos que se tenga una aguja super afilada y unas manos fuertes es recomendable hacer previamente los agujeros, es una labor un poco tediosa pero que se agradece a la hora de coser.




Yo usé una herramienta específica para esta tarea como se puede ver en la imagen, solo merece la pena adquirirla si se le va a dar más uso, sino un tenedor es perfectamente válido.




Cosiendo como siempre con la técnica de dos agujas. 





Y ya por último faltan ¡los cierres!. Los hice enteramente de cuero usando este patrón. Se trata de un cierre de cuero muy típico en los zapatos de la época en el cual el botón está hecho con cuero enrollado sobre si mismo. Otra variante del botón es usando un trocito de madera o hueso.


Imagen obtenida de la "Guía básica de equipamiento vikingo" por Russell Scott


Para enrollar el cuero es necesario ponerlo en remojo un tiempo previamente.





Finalmente se le practican unas rajitas a las botas para pasar los cierres y ¡listo!. Para que sean cómodas recomiendo usar plantillas, no es histórico pero tus pies te lo agradecerán.

 Aquí dejo unas fotillos del resultado final. 








Después de darles un poco de tralla la cola de contacto de la suela se despegaba continuamente así que me decidí clavetear toda la suela. Una vez claveteada ya no he tenido ningún problema. 





Estoy bastante contento con el resultado obtenido, al final he conseguido hacer unos zapatos muy cómodos y de mi talla. Los primeros que hice me salieron de una talla más y se nota al usarlos. Y como último consejo todo trabajo en cuero hay que cuidarlo, por lo que siempre después de cada evento es altamente recomendable limpiar y engrasar los zapatos para que duren.


¡Espero que este tutorial os ayude y anime a haceros vuestro propio calzado!


Bibliografía:

El blindado personal, un blog increíble por el que me animé a hacer los zapatos lo recomiendo totalmente:

Tienda polaca de material de recreación de donde obtuve las referencias para el diseño: 

Buena web con más referencias e información muy útil sobre vestuario:

Guía básica de equipamiento y vestuario por Russell Scott:

Web muy interesante donde te enseñan distintos tipos de costuras para el calzado:


1 comentario:

  1. hola. excelente tutorial. pero podrías explicar como pones los clavos o remaches de la zuela.
    saludos.

    ResponderEliminar